Hola a todos,

En algunos de los proyectos basados en nube pública, me preguntan el porque basar la propuesta en una solución de Citrix tradicional y no utilizar una solución basada en Citrix Cloud. En este caso, intento hacer ver, de una forma muy simple, el por que no hacer la propuesta a la inversa.

¿Por que no basamos la propuesta en Citrix Cloud en vez de Citrix XenDesktop Enterprise? Primero, me apoyo en la parte más técnica, dando a entender y ver de que las diferencias existentes entre las versiones tradicionales y CitrixCloud, no son muchas y tenemos muchos ahorros de costes si montamos una solución similar a la ofertada por CitrixCloud.

Si realizamos un estudio de costes rápidamente, veremos que tenemos un mayor ahorro de costes en la adquisición de la suscripción de Citrix Cloud Vs en el montaje de VM en azure y sus licencias correspondientes.

Los costes de CitrixCloud son de: $270 usuario/año (https://www.citrix.es/products/citrix-cloud/subscriptions.html) y en esta suscripción nos incluye:

  • WorkSpace Experience (StoreFront) (x2)
  • Broker (Delivery Controller) (x2)
  • Servidor de Licencias (x1)
  • Microsoft SQL-Server. (x2)
  • NetScaler Gateway Service. (x2)

Por lo que si queremos tener un entorno similar deberemos de añadir los siguientes SKU en Azure para preparar una arquitectura similar a la proporcionada en Citrix Cloud.

  • 7 VM D2v2 – SSD Premiun (Discos Administrados): 769,51€
    • 2 x StoreFront
    • 2 x Delivery Controller
    • 1 x License Server

  • 2 x MS-SQL Allways-ON: 1071,36€

  • 2 VM (MarketPlace Template): $4568,16
    • 2 x NS VPX 1000 Enteprise

  • 1 ALB Standard (Azure Load Balancer): $19,61

 

En total, simplemente para preparar el entorno con las VM necesarias en Alta disponibilidad en Azure tenemos un coste de $6428,64. Además, deberemos de añadir las licencias de Citrix XenDesktop Enterprise.

Por otra parte, todo el montante de VMs necesarias para preparar un entorno de Alta Disponibilidad en Azure, hay que añadir el mantenimiento del sistema operativo y las actualizaciones de cada uno de los componentes, por lo tanto, la inversión en personal cualificado para realizar dichas tareas.